Reseña | La guerra no tiene rostro de mujer.

 In Blog

Por Constanza Moreira.

(Svetlana Alexievich, Barcelona, Debate, 2015)

La periodista y escritora premio Nobel de Literatura Svetlana Alexievic, plasma en su libro una nueva perspectiva de la guerra, la cual ha sido ignorada hasta el momento, refiriéndose a las casi un millón de mujeres que participaron y combatieron en la segunda guerra mundial, pero su historia nunca ha sido contada, viendo la guerra como una actividad más ligada a lo masculino, donde en los relatos de historias o películas se invisibiliza la participación de las mujeres, quedando ausente en el relato de los veteranos. Este libro reúne los recuerdos de cientos de ellas, mujeres que fueron francotiradoras, condujeron tanques o trabajaron en hospitales de campaña. Su historia no es una historia de la guerra, ni de los combates, es la historia de hombres y mujeres en guerra. Hablan de la suciedad y del frío, del hambre y de la violencia sexual, de la angustia y de la sombra omnipresente de la muerte. Alexiévich deja que sus voces resuenen en este libro estremecedor, introducir los fragmentos tachados por la censura visibilizando y dando un espacio de expresión a las sin voz.

Pueblos quemados, actos de tortura, asesinatos masivos son descritos desde la mirada tensa y horrorizada, pero con férrea voluntad de resistir y luchar hasta el final. Su guerra -con sus llantos, sueños, hambre, frío y miseria-, donde los derechos mínimos de un ser humano no son considerados, la humillación, degradación, menoscabo se puede apreciar en las historias que fueron recopiladas en el libro, donde estas mujeres, a través de entrevistas, algunas con nombres, otras manteniendo el anonimato, de manera presencial o por cartas logró que estas mujeres, las cuales estuvieron en silencio por muchos años experimentaran catarsis al contar sus historias

No solo existe indiferencia en cuanto a su participación en la guerra, sino que también fue mal visto que las mujeres hayan luchado, incluso algunas fueron pre juzgadas. una  francotiradora, señala que “antes había miedo a la muerte, ahora temía a la vida”, puesto que la discriminación que sufrida era tan fuerte que las excluían de los desfiles militares conmemorativos y no tenían acceso a círculos de veteranos del régimen soviético. Algunas veteranas de guerra ocultaron su participación por vergüenza o recriminación social.Luego de la victoria, se cerró el capítulo para ellas y dejaron de ser parte de la memoria. Durante la guerra, las mujeres hicieron cosas que “eran” de hombres, valorándoseles en ese momento. Luego ya no. Lo anterior quedó silenciado, y este libro logró abrir esa memoria y transformarla en relato público cuarenta años después. Antes de esta publicación no había testimonio escrito que dejará registro de la memoria de las mujeres soviéticas que fueron a la guerra.

La autora demuestra con hechos que los roles son construidos por la sociedad. Por ejemplo, una entrevistada señala que tras la guerra vivió dos vidas, “una de hombre y otra de mujer”, ya que la necesidad las llevó a participar en igualdad de condiciones y exigencias con los hombres en el frente de combate pero, terminada la guerra se perdió esa igualdad, volviendo a relaciones humanas establecidas por roles. No importaba la edad, estado civil, situación laboral o educacional, existía una responsabilidad superior que no era exclusiva de los hombres. Una contradicción, entre una creencia ignorante y la realidad de los hechos, es que la guerra junto con ser descrita como difícil y dolorosa, abrió para muchas mujeres un espacio donde eran tratadas como iguales en relación con los hombres. La vida en la trinchera las equiparó, les dio un rol, un estatus que en la paz no se volvió a dar ni a sentir;

Al finalizar la lectura del libro, sus voces, la de estas luchadoras, resuenan en nuestra mente y nos enfrentan al pasado para poder comprender el presente. Sin olvido. Por justicia. Con ese poso amargo en el estómago de a quien se le ha narrado el horror desde una mirada diferente, cargada de connotaciones, de ternura y de perplejidad.

 

 

 

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Contáctenos

No estamos por aquí ahora. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Ir al contenido